El líder del futuro ejercerá un rol de business educator para integrar empleados, proveedores, conocimientos y los ODS

Redacción

Las habilidades que necesita son resiliencia, global networking, critical thinking, cultural and geopolitics intelligence y data analytics.

imagen El líder del futuro ejercerá un rol de business educator para integrar empleados, proveedores, conocimientos y los ODS

EAE Business School ha publicado el estudio “Microtrends 2020: Educación y trabajo", elaborado y liderado por la directora de la consultora Nethunting, Gema Requena, en el que se analizan las tendencias que van a marcar la educación y el trabajo en los próximos años.

El estudio está realizado íntegramente antes de la COVID-19, y su escenario de crisis demuestra que el pronóstico de tendencias otorga capacidad de anticipación y mayores oportunidades para ser estratégico ante cualquier situación, incluida las inesperadas como la crisis del coronavirus.

Del informe se desprende que el líder del futuro ejercerá un rol de “business educator", cuya función será la de integrar a todos los empleados, proveedores, conocimientos y retos de compañía y de sociedad (ODS) en su cadena de valor. Las habilidades que necesitará para desarrollar este papel serán: resiliencia, global networking, critical thinking, cultural and geopolitics intelligence, data analytics, sustainability y environment business view.

El estudio de tendencias revela la necesidad de nuevos roles profesionales, que “serán actores intermediarios en el diálogo corporate/startup, que traduzca a un mismo lenguaje el desequilibrio entre los dos mundos, desde la mentoría hasta la traducción de temáticas como la gestión del tiempo y los procesos y operativas", explica Requena.

Respecto al futuro de la innovación, apunta que será a través de metodologías “agile" y nuevos modelos “short-term planning" (prueba-error-aprendizaje), pasando por la capacidad de adaptación y por los procesos. “Innovar no va tanto de productos y transformaciones, sino de formas de gestionar la empresa en esa transformación = filosofía de adaptación permanente", precisa la consultora de EAE.

Tendencias en formación, compañías y cultura empresarial

Las organizaciones siguen una hoja de ruta en base a unos objetivos en la Agenda 2030, que es evolucionar hacia el negocio sostenible y consciente. “Los ODS son el objetivo, pero el tránsito es el reto. Se necesitan profesionales formados y preparados para ello, no solo de forma transversal, sino también especializados", subraya Requena. “La educación es clave a la hora de abordar, por un lado, el miedo a un futuro incierto y, por otro, la necesidad de crecimiento personal continuado en este Tránsito", añade.

En el sector de la educación, la tendencia es el “micro-aprendizaje" como parte del aprendizaje global, y el long-learning life, un nuevo formato de carrera profesional “a medida" y “más flexible". Además del talento tecnológico, también se suman la parte artística y creativa. “El paralelismo entre el aprendizaje humano y el de la máquina será cada vez más una constante reflejada en todo el entorno de educación y trabajo", matiza Requena. Esta revolución se fija no solo en los contenidos, sino también en las formas y formatos. “Nuevos profesionales convivirán con robots, con gamificación y la convergencia de nuevas tecnologías, la IA, la XR (realidad extendida) y otras más sensoriales como la tecnología háptica o cinestésica", explica.

Respecto a los profesionales del futuro, entre los nuevos perfiles de marketing para los próximos 10 años habrá analistas con sexto sentido, Data ethnographer o Purpose planner, entre otros. “Superaremos el big data, por supuesto, porque no hay data que supere a la intuición educada y sabiduría humana", augura.

Por otro lado, la cultura de compañía en positivo es uno de los ejes centrales de las tendencias trabajo y RRHH que recoge el estudio. El objetivo de esta cultura es evitar la epidemia de “burn out" y toxicidad laboral derivada del “consumer centric" y el “direct to consumer" que los negocios digitales han creado, como puede ser el caso de empresas como Amazon.

Otra clave es la diversidad y la inclusión en el entorno laboral. Una figura capaz de liderar esta inclusión en la empresa será cada vez más habitual. “Con esta globalización digital es necesario preparar a las personas para trabajar en entornos globales y diversos: culturas, backgrounds, género, países…", explica Requena. Los sectores también pierden fronteras, compiten por ubicación, posicionamiento, y sobre todo por compiten entre sí por atención y por captura de talento.

Fuente: Comunicación EAE Business School

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.


Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad