¿Cómo evaluar la Responsabilidad Social Corporativa?

Sonia Pascual

"Sólo el 20% de las grandes empresas informa del impacto de sus programas sociales"

imagen ¿Cómo evaluar la Responsabilidad Social Corporativa?

En conjunto, 100 de las empresas más grandes del mundo invirtieron más de 8.500 millones de euros (12.200 millones de dólares) en programas sociales en 2013, según el estudio publicado por KPMG International, Unlocking the value of social investment, aunque muy pocas informan del impacto que tienen estas inversiones en las personas a las que pretenden ayudar.

Según se desprende del estudio, en el que se han revisado los informes corporativos publicados entre 2012 y 2013 de estas 100 compañías, éstas y sus fundaciones invirtieron, de media, el equivalente al 2,5 por ciento de sus beneficios, quitando impuestos, en programas dirigidos a abordar retos sociales y medioambientales como son el acceso a la educación, la asistencia sanitaria y la ayuda en caso de catástrofes.

No obstante, el estudio también releva que únicamente el 20 por ciento de estas empresas dio información cuantificada del impacto de los programas que financian, y solo el 32 por ciento comunicó una estrategia de inversión detallada.

Las compañías están invirtiendo sumas cuantiosas en programas sociales", explica José Luis Blasco, socio responsable de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG en Europa, Oriente Medio y África. “Los 8.500 millones de dólares que han invertido estas 100 empresas en total equivalen a todo el presupuesto anual de ayuda al desarrollo exterior en un país como Francia", añade el portavoz.

Medir el impacto de estas inversiones sobre el terreno puede ser complicado, pero es crucial para entender en qué medida son eficaces estos programas, cómo pueden mejorarse y dónde es mejor invertir el dinero para ofrecer los mayores beneficios. Para todo ello, es imprescindible contar con una estrategia para la inversión social", comenta José Luis Blasco.

El objetivo del informe Unlocking the value of social investment consiste en ayudar a los responsables del área de Responsabilidad Social Corporativa de las empresas, y a todos los que intervienen en el diseño y realización de inversiones sociales, a superar algunas de las dificultades que impiden medir e informar sobre los programas elaborados para este cometido. En este sentido, en el trabajo se incluye asesoramiento, casos prácticos y un marco para medir y comunicar mejor los programas y las inversiones sociales.


Acerca del estudio Unlocking the value of social investment

Los profesionales del área de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG analizaron información publicada por las empresas y por sus fundaciones corporativas asociadas para evaluar la eficacia de la información presentada sobre la inversión social y su impacto.

KPMG examinó las 10 empresas más grandes por facturación en cada uno de los 10 sectores estudiados: un total de 100 entidades con sede en 11 países. Los 10 sectores estudiados son: Automoción, Productos químicos y sintéticos, Bancos y seguros, Alimentación y bebidas, Metales, minería e ingeniería, Petróleo y gas, Productos farmacéuticos, Telecomunicaciones, electrónica e informática, Transporte, Utilities.

El estudio se basó en información pública incluida en informes corporativos y de fundaciones, entre ellos, memorias de sostenibilidad y responsabilidad corporativa, informes financieros anuales (incluidos informes integrados) e informes de situación y anuales de fundaciones.

Los informes fueron evaluados para estudiar la claridad de la información presentada sobre aportaciones a programas sociales, estrategia de la inversión social, objetivos y metas, indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés) y enfoques para medir las aportaciones, los productos obtenidos, los resultados y los impactos.


¿Qué impide a las empresas y sus fundaciones medir e informar de los resultados de su inversión en programas de inversión social?

Multitud de herramientas de evaluación de impacto
En los últimos años, la evaluación del impacto social ha recibido más atención por parte del sector empresarial, ya que las empresas necesitan cada vez más para justificar sus inversiones. Por ello, existe gran cantidad de herramientas y marcos de evaluación de impacto social, desarrollados desde sectores solidarios, públicos y privados, como el SROI (Retorno Social de la Inversión) o el WBCSD´s (Marco de Evaluación de Impacto). La Fundación Centro de los Estados Unidos, identifica más de 150 herramientas de evaluación.

Coste de la evaluación
Muchas empresas se muestras reticentes a desviar fondos fuera de los propios programas sociales en el seguimiento y evaluación. Canalizar una pequeña cantidad de fondos, como el 2% o 3% del presupuesto total, en recursos para seguimiento, medición y evaluación de su inversión social, puede proporcionar información relevante para hacer los programas más efectivos.

Cuantificar los impactos
Una evaluación cuantitativa de los impactos sociales puede implicar la asignación de un valor económico a los beneficios que no se cuantifican habitualmente en términos económicos. Como por ejemplo, el valor monetario del aumento de la alfabetización entre los niños que participan en un programa de educación.

Falta de una idea de cómo se gastan los fondos
Pocas empresas trabajan sólos para hacer frente a los desafíos sociales. Lo habitual es que las empresas den fondos a una ONG que ejecute múltiples programas, por lo que tienen poco control sobre cómo gastan sus contribuciones y la medición de los impactos respecto a los objetivos puede ser un reto.
Algunas empresas dan fondos a ONGs para ejecutar un programa específico con un único objetivo, sólo en estos casos es fácil entender si se cumplieron los objetivos para la inversión realizada.

Largo plazo para la medición del impacto
En ocasiones, para que se materialice una inversión social, tienen que pasar meses o años. Por tanto, se requiere un compromiso a largo plazo, ya que la empresa debe esperar ese tiempo para evaluar si se cumplen los objetivos del programa.

El enfoque de inversión descentralizada
Muchas empresas canalizan fondos de inversión social en una amplia gama de programas elegidos de ámbito local. Por lo que analizar y medir cómo se gastaron los fondos, puede suponer un desafío significativo.

Fuentes: Nota de prensa de KPMG y Estudio de KPMG International "Unlocking the value of social investment"

Si quieres ser miembro activo en la Responsabilidad Social Corporativa de tu empresa, fórmate con los curso de Formazion y Conferenzias.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad