Los trabajadores satisfechos aumentan la productividad

A mayor satisfacción laboral, mayor productividad tiene la empresa. Si el trabajador está motivado, esta situación beneficia a la compañía, según recoge la consultora Randstad.

imagen Los trabajadores satisfechos aumentan la productividad

Los trabajadores satisfechos laboralmente están más motivados, más comprometidos y son más productivos, lo que comporta numerosos beneficios tanto para el propio trabajador como para la empresa. El reto pasa, pues, por crear unas condiciones y un ambiente de trabajo en el que los empleados se sientan cómodos, valorados y satisfechos. No es ningún secreto que cuando una persona está satisfecha en su trabajo, sus ganas de asumir nuevas responsabilidades y el grado de compromiso con la empresa aumentan.

Suelen ser trabajadores que disfrutan con lo que hacen, a los que no les da pereza poner en marcha nuevos proyectos, que apuestan por un modelo colaborativo a la hora de trabajar y que asumen un rol más proactivo en su día a día, actitudes que generan múltiples ventajas para la compañía.

La compañía debe favorecer un clima laboral adecuado, donde el empleado se sienta valorado y cuente con la confianza de sus compañeros y superiores, factores clave para la captación y retención de un talento.

Investigadores de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, estudiaron el comportamiento de 713 trabajadores para analizar el vínculo existente entre la satisfacción que una persona experimenta en su puesto de trabajo y sus resultados laborales. La conclusión a la que se llegó con el estudio es que si una persona está satisfecha, trabaja mejor.

Según otro estudio de Harvard Business School, la motivación suele perderse tras seis meses en el puesto de trabajo en un 85% de los casos. Por ello, las empresas deben poner en marcha una serie de mecanismos para mantener cohesionado y motivado al equipo.

La consultora Towers Watson cita algunos aspectos para incentivar la motivación: el desarrollo profesional y la creación de oportunidades en el largo plazo; la cesión de responsabilidades y el hecho de que las empresas apoyen y fomenten las nuevas ideas, además de las recompensas y reconocimientos no monetarios por los logros y productividad del empleado.

Fuente: www.randstad.es

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad